Declarado por la UNESCO en 1979 como reserva de la biosfera, el parque nacional natural Puracé es un lugar ideal para entrar en contacto con paisajes verdes de un ecosistema muy particular solamente existente en las montañas de los Andes: el páramo. Allí, nacen algunos de los ríos más importantes de nuestro país, se encuentran alrededor de 30 lagos que pueden ser apreciados y variedad de cascadas que pueden ser fotografiadas.

En el parque Puracé, se ofrecen diversidad de actividades. Para los amantes del senderismo, hay una caminata al cráter del volcán Puracé, el primero y único activo de una cadena de 11 volcanes llamada los coconucos. El avistamiento de aves, es también una actividad recomendada en el parque, donde además de pequeñas y medianas aves, es posible divisar dos de los tres cóndores que habitan el parque. Es posible también, caminar alrededor de un valle de pequeñas piscinas azufradas de colores verdes esmeralda y azul turqués. Otras actividades en el parque incluyen visitar y almorzar en una mina azufrada, nadar en piscinas termales, acampar, y con un poco de suerte cruzarse en el camino de una danta, un venado o un oso de antojos.